Cómo hacer una Campaña de Marketing directo por correo electrónico

Suscripción al blog de Alfredo Hernández-DíazMarketing Directo por Correo electrónico

El correo electrónico, como herramienta del marketing directo, es el aliado perfecto en cualquier estrategia de comunicación directa e interactiva con nuestra audiencia, especialmente cuando se usa en combinación con la presencia de la empresa en  internet.

La mayor parte de las iniciativas de marketing directo en Internet tienen en cuenta la utilización del correo electrónico dado su bajo coste por contacto y su notable índice de respuesta.

Una campaña de mailing rentable pasa no sólo por tener una buena planificación y control de la misma, si no además por una gestión efectiva de las bases de datos.

En la actualidad, los programas de email permiten enviar páginas con múltiples formatos multimedia, que pueden lograr un amplio impacto en nuestro público objetivo, especialmente si se personalizan a sus gustos y preferencias.

El direct e-mail Marketing como estrategia de “llamada a la acción”

El contenido de un mensaje de correo electrónico nos permite adoptar un estilo personal y directo, donde se enfatiza las ventajas de la oferta y se trata de que el usuario realice una acción determinada, lo que se conoce como “call to action” o “llamada a la acción” (consultar información adicional, reenviar un mensaje, efectuar una compra, descargar un libro, etc.).

En cualquier mensaje de correo electrónico, enfocado hacia una estrategia de marketing directo, es aconsejable no introducir un número excesivo de imágenes y elementos de animación, pues el receptor pierde la concentración en la acción concreta al recibir múltiples señales.

Frecuencia de envío de tu mailing

La frecuencia aconsejable para establecer los contactos por correo electrónico dependerá de la estrategia que se lleve a cabo.

La realidad actual es que estamos sometidos a un incesante bombardeo de mensajes, así que no es una idea descabellada limitar la cantidad de envíos y adaptar la frecuencia en el envío según que contenidos ofrezcas, la relevancia de los mismos y tu sentido de la oportunidad.

Dispones de herramientas que automatizan los envíos en el tiempo y captan suscriptores de forma consentida a través de formularios.  Son los autorespondedores y resultan muy útiles para efectuar campañas de email.

Resulta también preferible introducir la información de manera progresiva, es decir, ofreciendo al destinatario la posibilidad de acceder a una página web donde pueda completar la información y, si lo desea, realizar la acción hacia la cual les hemos dirigido.

Si usas la lógica, parece sensato que las noticias de un periódico electrónico al cual nos hemos suscrito voluntariamente, podamos recibirlo diariamente.

De igual manera, quizás sea excesivo el envío de ofertas comerciales con una periodicidad semanal, a menos que tenga que ver con una afición o preferencia del usuario.

Listas segmentadas de correos

Sería más efectivo aprovechar la información que disponemos de nuestro público para segmentar un mayor número de listas de correos, cada una de ellas representando a una pequeña porción del pastel, en vez de dividir el pastel en dos o tres trozos.

Si disponemos de más listas segmentadas, más envíos frecuentes podremos realizar, cada uno dirigido a un público cuyos intereses propios y específicos podremos satisfacer.

Marketing de Permiso – Consentimiento del destinatario

No debemos olvidar tampoco enviar comunicaciones por email únicamente a los usuarios, sean clientes o no, que solicitan explícitamente su interés por recibir mensajes tuyos o de tu empresa.

También, tenemos que entender que el consentimiento a recibir comunicaciones no es permanente, puesto que un usuario interesado por una determinada información puede querer recibir comunicaciones tuyas por un periodo limitado de tiempo

Cuando envíes una campaña publicitaria por email, deberías identificarte como anunciante, lo que confiere transparencia al envío, así como identificar el tipo de mensajes que realizas, como publicitario o comercial.

En España, estos requisitos están recogidos en la Ley de Servicios de la Información y Comercio Electrónico del 2002.

Posteriormente, la Ley General de Telecomunicaciones, del 2003, eximió de la necesidad de un consentimiento previo explícito a aquellos usuarios con los que la empresa ha establecido una relación contractual previa.

Por supuesto, dicho acuerdo contractual se considera como tal, siempre que los datos se hayan obtenido de manera lícita y se utilicen para enviar comunicaciones de marketing que tengan que ver con bienes y servicios de la empresa similares a los que en su día fueron objeto de contratación.

En cualquier caso, deberías ofrecer al cliente un procedimiento sencillo y gratuito por el que éste puede dejar de recibir mensajes de correo procedentes de tu empresa o negocio.

De ahí la conveniencia no sólo de facilitar en cualquier momento la baja de las listas de correo, como se establece en normativas de muchos países, sino también de recordar en cada mensaje el tipo de permiso concedido y ofrecer la opción de modificarlo fácilmente.

Estas prácticas de marketing directo por correo electrónico se conocen como marketing de permiso en donde transmites mensajes individualizados y relevantes, con los que construyes y enriqueces la relación con tus clientes.

El principal problema de esta técnica reside en el tráfico generado por los mensajes comerciales no solicitados, también conocidos como spam.

Esta clase de prácticas, además de infringir la legislación en algunos países, saturan nuestros buzones de correo e influyen negativamente en la imagen que nos formamos sobre el correo electrónico como canal de marketing.

Por otra parte, si seguimos estas recomendaciones para no crear una mala imagen cada vez que recibimos una comunicación publicitaria o comercial, el marketing directo por correo electrónico se puede convertir en un medio viral que puede alcanzar rápida y progresivamente otros públicos fuera de tu entorno, siempre que encontremos un reclamo lo suficientemente atractivo para impactar a nuestro público objetivo. 

Si te ha gustado, deja por favor un “Me Gusta” y compártelo en tus Redes Favoritas. 

Suscripción al blog de Alfredo Hernández-Díaz

Inicio Sitio Web Alfredo Hernández-DíazMapa del Sitio Web de Alfredo Hernández-Díaz

Sigue a Alfredo Hernández-Díaz en Google Plus

 

Tagged with: ,
Publicado en Estrategias Marketing Online
4 comments on “Cómo hacer una Campaña de Marketing directo por correo electrónico
  1. mailmailing dice:

    Excelente artículo. Muy bien explicado.

    Me gusta

  2. […] El direct e-mail Marketing como estrategia de "llamada a la acción" El correo electrónico, como herramienta del marketing directo, es el aliado perfecto en cualquier estrategia de comunicación dire…  […]

    Me gusta

  3. Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: El direct e-mail Marketing como estrategia de “llamada a la acción” El correo electrónico, como herramienta del marketing directo, es el aliado perfecto en cualquier estrategia de comunicación directa e interactiva con…

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Suscripción al Blog de Alfredo Hernández-Díaz

SIGUE MI BLOG

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: